Nueva Directiva de la AOP 2018

La presidente saliente de la AOP, Dra. Mónica Shedden, habla con DentalPost acerca de lo acontecido en su periodo. Su sucesor, el Dr. Rodolfo Epifanio, nos cuenta sobre sus objetivos a futuro.

A lo largo de las entrevistas, es evidente que los odontólogos comparten opiniones y sobre todo aspiraciones para mejorar y defender su profesión en Panamá. El legado de la Dra. Shedden en la Asociación, será continuado en la misma línea y con los mismos ideales por el Dr. Epifanio.

La Dra. Shedden describe la Asociación como “la entidad que conjuga a la comunidad odontológica de Panamá” añade que son “vigilantes en cuanto a cómo se está ejerciendo la odontología en el país y las regulaciones que se están haciendo para el beneficio de los odontólogos institucionales”. Además, “son los encargados de negociar con el Ministerio de Salud y con todas las autoridades, para buscar esos beneficios en cuanto a aumentos de salario y mejoras laborales que se puedan dar.” Sin duda las tareas son muchas.

Es por esto que para el Dr. Epifanio, el puesto representa un reto. “Es un gran reto porque siento que cae el peso sobre mi, de representar a la profesión y los intereses de la profesión. De velar por que las leyes y las normas que existen se cumplan y que defiendan a nuestra profesión. De que la AOP se encargue de establecer todos los mecanismos de acción para que se pueda llevar a cabo una prevención y una promoción de salud bucal de nuestra población y que las personas reciban un buen tratamiento en cuanto a salud bucal se refiere.”

A pesar de que en Panamá pertenecer a la AOP no es obligatorio, aproximadamente el 50% de los odontólogos de la ciudad están afiliados. Esto representa un logro ya que, como nos comentó la Dra. Shedden, “la AOP había quedado en un punto donde había más egresos que ingresos. Uno de mis mayores retos fue darle un giro a la Asociación, e incentivar a los odontólogos de Panamá para que formaran parte.”  Así mismo, el Dr. Rodolfo Epifanio enfatizó en que seguir reclutando agremiados será su objetivo primordial. “mi meta principal, es lograr que se metan más personas a la AOP, lograr innovar y promover la imagen para darle una especie de branding de manera que los odontólogos crean en ella y quieran pertenecer. Aún tenemos una parte importante de la población de odontólogos que no pertenece”. Añade que “hace dos años atrás cuando recibimos la AOP había un nivel de decepción, desinterés y desmotivación bien grande en la Asociación. Y por hacerte un resumen, nada más en los últimos años, antes de que la Dra. Shedden tomara cargo, en los últimos 6 u 8 años, había un total de 50-60 personas reinscritas o nuevos miembros. Nosotros en 2 años hemos tenido arriba de 100 personas que se han reactivado o inscrito.”  Habla también de que será un desafío atraer la atención de los millenials por la percepción diferente que tienen: “Hay que dinamizar la AOP, enfocarnos en las nuevas generaciones. Hacerla más accesible para llegar a ellos”.

“Yo creo que la comunidad está muy interesada por actualizarse continuamente y eso es muy importante para el beneficio de la población.”

Este tema no es el único que le quita el sueño a ambos entrevistados, también recalcaron la importancia de acabar con el ejercicio ilegal de la odontología. Según la presidente saliente, “una de las metas de la AOP (2016-2017) fue crear conciencia en el país para que se atendieran con personal idóneo y no con gente empírica. Ser la voz ante las instituciones públicas como el ministerio, por ejemplo, que sería el ente encargado de validar esa actividad ilegal de las personas. Nosotros hemos sido como el eslabón entre estas prácticas y el Ministerio de Salud. Hubiéramos querido hacer mucho más pero tampoco las autoridades han respondido suficiente.”

En la misma línea, el futuro presidente habla de una campaña frontal y vertical contra la práctica o el ejercicio ilegal de la profesión. “Hemos tenido mucha proliferación de práctica ilegal y ejercicio de personas no idóneas. Hay personas que se anuncian en las redes sociales, que traen materiales y equipo de odontología sin ninguna aparente restricción, y que ofrecen su servicio sin tener ningún conocimiento de odontología.” Es por esto que otro de sus objetivos es “seguir haciéndole presión a las autoridades para que se detenga el ejercicio ilegal de la profesión”.

A pesar de esta piedra en el camino de los practicantes idóneos, tanto la Dra. Shedden como el Dr. Epifanio consideran que la odontología en Panamá tiene un buen nivel. En palabras de la doctora: “La odontología en Panamá está floreciendo, yo creo que cada vez hay más actividades académicas. Cada vez hay más gente interesada en actualización, en tomar cursos o diplomados y simposios.”

El doctor estuvo de acuerdo y agregó que “lo siento estable, lo siento en un punto en el que todavía está creciendo. La demanda en el sector público se sigue manteniendo para cubrir plazas de odontólogos. Y a nivel privado “no tiene nada que envidiarle a clínicas en el extranjero; quizás otra cosa que nos haría falta en Panamá nada mas para compararnos con otros países es tener industria que hiciera materiales dentales o equipos. Eso ya nos pondría en el siguiente nivel.”